Mi nombre es Juan , y soy un fotógrafo aficionado, autodidacta en su mayor parte. He aprendido lo que sé, nutriéndome de la inmensa cantidad de material gratuito que hay en la red...aunque reconozco que es un proceso largo y tedioso.  Son muchas las frustaciones y muchas veces los avances se consiguen a fuerza de ensayo-error..por esto es que a finales del año pasado decidí ingresar en una academia fotografía online para tener un lugar donde tuviese todo el material necesario para seguir avanzando en este apasionante mundo a un sólo ¨Click¨.
Y tal como reza el título de esta biografía, "un día me compré una cámara"...Pero, digamos que sí, evidentemente este fué el momento en que todo empezó , aunque no fue un comienzo inmediato... Yo soy padre de dos maravillosas niñas y en aquellos momentos, allá por el 2010 más o menos, cuando nació mi segunda hija,  yo quería una cámara "BUENA", para hacerle fotos a mis hijas y hacer alguna ampliación...Dentro de las cámaras réflex digamos básicas o de iniciación, me compré una Nikon D3200. El vendedor me comentó que no sabía donde me metía , que pronto querría más ..A esto yo contesté que lo dudaba....Hoy me gustaría tenerle delante y decirle que acertó completamente.
Después de pasar bastante tiempo transitando por el modo automático, ya que el resto de modos me parecían algo complicados para mí en aquel entonces, decidí comenzar a leer un famoso blog de fotografía. Éste utilizaba un lenguaje muy coloquial, claro y directo; sin tecnicismos...y comencé a realizar mis primeros disparos en manual. Llegados a este punto, no es necesario explicar que en ese momento todo cambió...Ver que podía decidir como quería percibir lo que estaba viendo, controlando tres parámetros era algo sorprendente...este fue el gérmen de mi pasión de hoy dia.
Sin embargo, por mi trabajo, estoy siempre fuera de casa, y para nada está relacionado con la imagen ni la fotografía...así que, dejaba mi cámara en casa y unicamente practicaba un fin de semana cada 18 días, coincidiendo cuando volvía de descanso.Se hacía bastante difícil leer información, consejos, tips etc...y no tener la cámara delante para practicar.Por tanto, creo que es una condición insdiscutible para aquel que empieza, el contacto con la cámara y disparar, conocerla, trastear, etc...y si te lees el manual...ya vamos es lo más, no como yo..Llegados a este punto, decidí que me llevaría la cámara conmigo, fuese a donde fuese, aunque la perdiese, aunque me la robasen o aunque la rompiese en los viajes como solemos hacerlo en furgonetas cargados de equipaje y heramienta pesada. Simplemente era fundamental que tuviese la cámara conmigo si quería avanzar en mi aprendizaje.
Esto marcó un punto de inflexión en mi aprendizaje, al poder tener mi cámara en la mano todos los días y poder poner en práctica todos aquellos conceptos...que poco a poco iba adquiriendo..Además, debo decir que al estar alojado normalmemte, cerca de zonas industriales con vistas no muy atractivas, debía agudizar mucho el ingenio...y la composición para lograr imágenes que me emocionasen . Había que fijarse mucho en los detalles, en la forma que a lo mejor incide un rayo de sol en un florecilla, o una simple toma a ras de suelo...en fin, debo decir que todo esto entrenó mi ojo  fotográfico de una forma sorprendente, hasta el punto en que iba caminando y veía fotos en todas partes...mis ojos buscaban encuadres aquí y allá...a veces incluso creía escuchar el "bip, bip" de confirmación de enfoque, jaja.
Esto que os acabo de contar, es el mayor regalo que me ha dado esta pasión. La fotografía me permite percibir la vida y todo lo que me rodea de una manera más plena. Disfruto y saboreo cada detalle...e incluso más adelante mejorando mi forma de ver la realidad, creando una realidad a la medida de mi imaginación...Todo esto llegó cuando descubrí la fotografía nocturna y larga exposición en general...Capturar estrellas, estelas de luz,sedas,nubes a la fuga, poder percibir la realidad de una manera mejorada, ver más allá de lo que se percibe a simple vista, es algo que no tiene precio. Una vez que había llegado, en seguida supe que ésta era el tipo de fotografía que me inspiraba, la fotografía que quería hacer... El mayor placer, fotográficamente hablando, y creo que compartido por muchos fotógrafos, es el instante en que se cierra el obturador, la fotografía termina y entonces observas atónito el display de tu cámara comparándolo con la realidad que tienes delante, y entonces dices que es imposible, que es increíble y te sientes muy , pero que muy bien.. ese instante que es ínfimo, pequeñito en el tiempo, pero es el que realmente más me llena de todo esto...








You may also like

Back to Top